PROBLEMAS BUCALES MAS COMUNES

PROBLEMAS BUCALES MÁS COMUNES

 

PLACA BACTERIANA

 

Día a día se va formando una capa de bacterias en la superficie de sus dientes. Estas bacterias, conjuntamente con los restos de alimentación y la saliva, constituyen la placa bacteriana es la causa de la caries, el sarro y los problemas de encías.

 

 

 

GINGIVITIS

 

La acumulación de la placa bacteriana también tiene efectos en las encías; estas se inflaman, se inchan y a veces sangran. Las hemorragías de las encías son señal de gingivitis. Si se prolonga esta situación sin tratamiento, puede conducir a un problema más grave en algunas personas.

 

 

 

PERIODONTITIS

 

Cuando la gingivitis deja de estar localizada en la encía y afecta a otras estructuras del soporte de los dientes, en particular al hueso y al ligamento que lo une al diente, el problema pasa a llamarse periodontitis. Se forman bolsas entre los dientes y las encías que son muy difíciles de limpiar con el cepillado.

 

 

SARRO

 

Si no se elimina la placa bacteriana de forma regular y eficaz, ésta puede endurecerse y convertirse en sarro. Una vez formado, el sarro sólo puede ser eliminado por un dentista o higienista.

 

CARIES DENTALES

 

La placa bacteriana produce ácidos a partir de nuestra alimentación, que pueden atacar el esmalte de los dientes. Aunque el esmalte es la sustancia más dura de nuestro organismo, es disuelto por estos ácidos. Las lesiones provocadas (caries) van aumentando de tamaño, puediento acarrear la pérdida del diente.

 

MAL ALIENTO

 

Aunque pueda ser debido a otras causas, el mal aliento se debe frecuentemente a la acumulación de placa bacteriana o a la presencia de periodontitis. La eliminación de la placa bacteriana es fundamental para mantener un aliento fresco, así como en la prevención de los problemas bucales.

 

SENSIBILIDAD DENTAL

 

Muchas personas sufren de dientes sensibles. El frío, el calor, y los altos niveles de azúcar pueden alterar las concentraciones de los fluídos en los microtúbulos del diente, lo que provoca estímulos intensos en el nervio causando daño y malestar.