DIABETES

Consejos Dentales para los diabéticosDiabetes y Salud

 

La mejor manera de prevenir problemas de los dientes y encías es controlar su nivel de azúcar en la sangre. Las personas diabéticas tienen más probabilidad de sufrir infecciones de las encías que las personas que no son diabéticas y además necesitan más tiempo para curar estas infecciones. Los problemas importantes de las encías pueden hacer más difícil controlar su diabetes. Cuando una infección en la boca dura mucho tiempo, la persona diabética puede llegar a perder sus dientes.

 

Es muy importante que trate sus dientes ya que son necesarios para poder masticar bien sus comidas. Las infecciones de los dientes y encías pueden hacer que sus dientes se aflojen y se caigan. También pueden dañar el hueso que rodea a los dientes, haciendo difícil que se le adapten las dentaduras postizas de un modo correcto. Cuide y trate de mantener sus dientes porque las dentaduras postizas no siempre funcionan tan bien como sus propios dientes.

 

Cuidar sus encías y dientes es una medida muy importante. Use un cepillo de dientes blando. La limpieza de los dientes es más una cuestión de tiempo que de fuerza. Cepille entre los dientes y las encías con movimientos cortos y rápidos. Es importante que limpie bien entre los dientes. Para hacer esto puede usar el hilo dental. Pida a su higienista que le enseñe como usar la seda o hilo dental.

 

Si usted nota que sus encías sangran cuando come o se cepilla los dientes, vaya al dentista para que vea si hay alguna infección. También consulte a su dentista si nota cambios en su boca, manchas blancas, color, dolor, que se mueven los dientes, etc…

 

Vaya al dentista cada seis meses. Dígale que padece diabetes y pídale que le enseñe cómo mantener sus dientes y encías sanas.

 

“La Prevención es sobre todo información”